Santiago. Los negocios o personas que violen las leyes antirruidos recibirán sanciones administrativas que ascienden hasta diez mil sueldos mínimos, o penales que pueden llevar hasta tres años de cárcel.Así lo afirmó el procurador general de la República, Jean Rodríguez, durante un encuentro con dueños de negocios y representantes de los diferentes organismos de seguridad, en el salón Juan Pablo Duarte de la gobernación provincial, donde externó la preocupación de la ciudadanía por el alto índice de ruidos ocasionados por diversos negocios, los cuales están incrementando de una forma desproporcionada, hasta el punto de que en dos semanas que lleva operando el sistema 911 en esta ciudad han recibido más de 700 denuncias de ruidos, lo que equivale a un 25 por ciento de las llamadas de emergencia.

Casos procesados

“Queremos venir con un mensaje de prevención, preferimos prevenir que perseguir, por eso ponemos todo el esfuerzo, pero lamentablemente si tenemos que perseguir lo haremos porque es nuestro rol, y así lo contempla la ley”, precisó el procurador, quien además informó que el año pasado tuvieron un promedio de 12 casos procesados por denuncias de ruidos, y el promedio en lo que va de año es de 32.

Rodríguez dijo que las sanciones serán aplicadas a negocios, vehículos móviles y personas físicas que cometan infracciones a las leyes, garantizando de manera estricta el cumplimiento a lo establecido en la Ley 64-00 sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Ley 287-04 de Prevención, Supresión y Limitación de Ruidos Nocivos y Molestos que Producen Contaminación Sonora.

Dijo que junto a las representantes de las entidades llamadas a poner el orden harán patrullajes y donde encuentren violando la ley, van a imponer sanciones administrativas e incluso pudieran llegar, si son reincidentes a cerrar los negocios, por lo que los exhortó a actuar con prudencia, que sepan que están causando mal, y quieren que haya conciencia y que juntos construyan una mejor comunidad. Dijo que la ley se va a implementar con vías de consecuencias para que todos los ciudadanos puedan vivir en paz y armonía.
Ley establece sanciones millonarias
El mayor general Nelson Peguero Paredes, director general de la PN, informó que la ley establece sanciones que van desde multas de medio salario mínimo hasta diez mil salarios mínimos vigentes, restricción de las actividades que provocan el daño, cierre parcial o total de los establecimientos y la incautación de objetos, instrumentos, artefactos, vehículos y otros productos.

Moca. La reconstrucción del hospital Toribio Bencosme de este municipio, cuyos trabajos de intervención llevan cuatro años, se encuentra paralizada y áreas que fueron intervenidas comienzan nueva vez a deteriorarse.La falta de recursos económicos apenas han permitido avanzar y completar la sala de la mujer o internamiento. Sin embargo, ante las filtraciones que presenta el centro sanitario que acoge pacientes de distintos puntos de la provincia Espaillat, parte de la pintura se comienza a descascarar. 

Manuel Ventura, encargado de comunicaciones, al hablar a nombre del director del hospital Toribio Bencosme, Claudio Hernández, dijo que en el área habilitada para las mujeres tuvieron que utilizarla para internamiento de hombres. Otras de las áreas que están en proceso de avance es la de pediatría, pero con la paralización de los trabajos se desconoce para cuándo estará lista, así como de laboratorios.

La maternidad también presenta problemas en el proceso de su reconstrucción, a pesar de la importancia que reviste este espacio de acogida de pacientes parturientas. “La verdad es que llevan cuatro años en estos trabajos, vienen por unos días y luego se van. En los últimos tiempos los trabajos están paralizados”, apuntó.

Las mayores quejas las presentan los que acuden por emergencia, debido a las condiciones de precariedad con que funciona. La emergencia cuenta apenas con quince camas, pero en su mayoría están deterioradas. Una situación similar ocurre en el laboratorio y la sala de hombre se encuentra en un punto muerto y es poco lo que se ha hecho para avanzar en su reconstrucción. 

El motoconchista William Elías García acudió en diciembre del año pasado a tratar sus problemas de diabetes y aunque reconoce las complicaciones de acondicionamiento de infraestructura, dice que los médicos y personal de enfermería brindan buen trato. García espera que las autoridades avancen en la reconstrucción del centro sanitario.

Santiago. Comerciantes del sector Villa Olímpica y otras zonas de la ciudad se quejaron de los problemas que enfrentan luego que la alcaldía local dispusiera el cierre de algunos tramos e intersecciones.Los dueños de unos 140 negocios pidieron al alcalde que se eliminen los muros ya que a diferentes comunidades se les dificulta el tránsito, además de que provocan taponamiento y caos. Verónica Castro, Juan Espinal y Alexis Collado explicaron que luego de que prohibieran el tránsito vehicular en esa zona, las ventas de los negocios ubicados en la Doble vía de la Villa Olímpica han bajado hasta un 50 por ciento. 

Los muros han sido colocados en los retornos de las avenidas Estrella Sadhalá próximo a Utesa y en la Juan Pablo Duarte frente a la clínica Cimen. Los afectados piden a la alcaldía revisar la medida, debido a los inconvenientes que esto ha generado.

NUEVA YORK. Si Donald Trump no fuese presidente, ya habría sido despedido, o al menos apercibido, por el reciente tuit en el que habló mal de una periodista televisiva, según expertos en las redes sociales y en las relaciones laborales.Y si estuviese buscando empleo, señalan estos expertos, los tuits que envía harían sonar señales de alarma si una empresa revisa su actividad en las redes sociales, una práctica cada vez más común.

La gente se equivoca si piensa que es tolerable decirle a un hombre “Psycho Joe” (el loco Joe) y que una mujer “sangraba mucho de un estiramiento facial” y tenía un coeficiente intelectual bajo, como hizo Trump.

“El señor Trump hubiese sido despedido por sus tuits de hoy, y casi por los que emite todos los días”, sostuvo Mike Driehorst, experto en redes sociales de la agencia de márketing Weaving Influence. “Las empresas son muy sensibles a las críticas y a los informes de prensa”.

Nannina Angioni, abogada laboral del estudio de Los Ángeles Kaedian, dijo que, si bien hay libertad de expresión y se puede criticar al empleador u organizar un sindicato, “si vas a Twitter y dices que tu patrón es un ‘psycho’ o que tu CEO tiene ‘bajo coeficiente intelectual’, eso bien puede costarte el empleo”.

Eso se aplica incluso a los directores ejecutivos de las empresas. “Todo buen asesor le dirá a la junta directiva de una firma que no tiene otra alternativa que despedir al CEO”, afirmó Kara Alaimo, profesora de relaciones públicas de la Hosfra University en Hempstead, Nueva York. “Hoy más que nunca, la ciudadanía espera que las empresas promuevan ciertos valores”.

Abundan los ejemplos

En el 2013, Justine Sacco, ejecutiva de relaciones públicas de la firma de internet IAC, dijo en un tuit: “Me voy a Africa. Espero no contraer el sida. Es una broma. ¡Soy blanca!”. Si bien era una cuenta personal con solo 170 seguidores, el tuit se hizo viral y ella fue despedida.

Este año el diario New York Post despidió al cronista de fútbol americano Bart Hubbuch por comparar la inauguración de Trump con los ataques del 11 de septiembre del 2001. Un mes después, una maestra preescolar de Texas perdió su trabajo por una serie de tuits antisemitas, incluido uno que hablaba de “matar a algunos judíos”. Nancy Salem también retuiteó esto: “¿Cuántos judíos murieron en el Holocausto? ¡No los suficientes!”, según versiones de prensa.

Cada empresa tiene una actitud distinta
Lo que pasa cuando un empleado difunde un tuit demasiado fuerte u ofensivo puede depender del sitio donde trabaja.

Muchas políticas alientan el sentido común, que nadie hable en nombre de una firma ni difunda información privada si no está autorizado. Y se desalientan los comentarios ofensivos y discriminatorios.

“Los clientes, los colegas, los supervisores, los proveedores, la competencia y otras personas pueden tener acceso a tus comentarios”, señala la política de General Motors. “Los comentarios ofensivos o inapropiados están tan fuera de lugar en las redes y como afuera de ellas”.

Los empleados del gobierno también deben cuidarse de lo que dicen. La Administración de Servicios Generales prohíbe “incurrir en lenguaje vulgar o abusivo, ataques personales de cualquier tipo y términos ofensivos que aluden a individuos o grupos”.
Continúa pelea con los medios de comunicación
Trump continuó su pelea contra los medios de comunicación y lo hizo de un modo más gráfico, a través de un video en Twitter en el que se le ve golpeando a un hombre que lleva el logotipo de la cadena CNN, bajo un ring de lucha libre. El video ha sido la guinda de una serie de tuits que el mandatario ha publicado a lo largo del fin de semana, en los que reiteró su resentimiento contra los que considera medios de comunicación “falsos y fraudulentos”. Asimismo, defendió su capacidad de pronunciarse a través de las redes sociales, como un “presidente moderno” y se planteó “cambiar” el nombre de CNN “Noticias Falsas”, un apelativo que usa con asiduidad, por “Noticias Fraudulentas CNN”. El video original, que ha sido manipulado para incluir el logo de la cadena, es una pelea de 2007, cuando Trump se enfrentó al director ejecutivo de la empresa de lucha libre World Wrestling Entertainment, Vince McMahon, durante un combate de “La Batalla de los Billionarios”. Trump y McMahon eligieron luchadores para representarlos en el ring, pero en un momento de la pelea, Trump se acercó a McMahon, quien estaba bajo el ring, para golpearlo contra el suelo como parte del espectáculo.

SANTO DOMINGO: Residentes en el sector Guachupita del Distrito Nacional denunciaron que los miembros de seguridad que allí trabajan no han dado una respuesta efectiva contra la delincuencia, pese a que el mes pasado tropas del Ministerio de Defensa intervinieron ese sector con el fin de reducir los hechos vandálicos y de violencia.La denuncia se produjo a raíz de un tiroteo ocurrido el sábado en el referido sector donde resultaron muertas dos personas, incluyendo un cabo del Ejército Nacional, y otros tres resultaron heridos, según la Policía. 

Las víctimas fueron identificadas como Fernando Martínez Reynoso, de 26 años, cabo del Ejército Nacional, y Miguel Ángel Ozuna, alias “Migue”, de 27 años, a causa de heridas de bala, ocasionadas por personas hasta el momento no identificadas.

En tanto que los heridos son el sargento de la Policía Municipal Kingluky Ferreras Bobadilla, de 25; así como los civiles Roberto Amaury Corporán Beltrán, alias “Milonga” de 35, y Michael Antonio Díaz Martínez, de 29, quienes reciben atenciones en diferentes centros médicos.

Asimismo, la señora Nicolasa Reyes falleció de un ataque cardiaco, “provocado por el ruido y todo lo que se produjo en el tiroteo” según cuenta su hijo Hipólito Reyes, quien entre lágrimas denunció que los agentes de la Policía en ese sector “deben ser retirados, porque no están trabajando y solo quieren pasar el día hablando”. 

De acuerdo con Adalgiza Contreras, vecina de uno de los fallecidos, “al ver que los guardias que estaban a una esquina del colmado no hacían nada cuando ocurría el tiroteo, llevamos a uno de los heridos hasta donde estaban los policías, pero no hicieron nada, no pusieron atención y siguieron hablando”. 

Según el informe preliminar, el hecho se produjo cuando los heridos ingerían bebidas alcohólicas en un negocio del referido sector y fueron atacados a tiros por desconocidos. Los cadáveres fueron enviados al Instituto Nacional de Patología Forense.