domingo, 18 de junio de 2017

La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET) vigila este dos zonas de actividad de aguaceros con un potencial de 40% para convertirse en ciclón tropical en las próximas 48 horas.
La primera se ubica a unos 2,560 kilómetros al este/sureste de la isla de Barlovento (Antillas Menores), mientras que la segunda se encuentra al noroeste del Mar Caribe, próximo a Honduras.

Esta aparenta tener condiciones favorables para seguir intensificándose en los próximos días, en estos momentos tiene un potencial de 20% para convertirse en ciclón tropical”, dijo este sábado en su boletín sobre el tiempo que cuelga en su página web.

Sin embargo, la entidad aclaró que “por el momento ningunas de estas dos zonas de actividad de aguaceros y posible formación ciclónica representan peligro para la República Dominicana”.

Por otro lado, la Onamet señaló que la nubosidad que estaba en gran parte del territorio nacional  se ha ido disipando gradualmente durante el transcurso de la noche de ayer y la madrugada de hoy, pero dijo que durante la mañana de hoy la geografía nacional tendrá un cielo un poco nuboso hacia la región oriental, mientras que desde el centro hacia la zona fronteriza  habrá un cielo medio nublado a nublado en ocasiones.

Dijo que la onda tropical que afectaba el país está saliendo del área de pronóstico y que ahora está sobre Jamaica, pero que la humedad e inestabilidad que deja, unido al calentamiento diurno y orográfico propio de la isla, producirán aguaceros dispersos con aisladas tronadas sobre las provincias Dajabón, Santiago Rodriguez, Elías Piña, Bahoruco, San Juan, Azua, San José de Ocoa, Monseñor Nouel y La Vega durante la tarde y primeras horas de la noche.

KUNMING, China,  (Xinhua) - Al menos 26 personas resultaron heridas, cuatro de gravedad, en un vuelo de China Eastern Airlines después de que el avión pasara por una zona de turbulencias esta mañana antes de llegar a Kunming, capital de la provincia suroccidental china de Yunnan, proveniente de París.

Los heridos están siendo atendidos en dos hospitales en Kunming, luego de que aterrizara a salvo el avión, el vuelo MU774, a las 8:50 horas de hoy en el Aeropuerto Internacional Changshui de Kunming.

 "Sentimos fuertes turbulencias en dos ocasiones y tres de menor intensidad. El proceso duró cerca de 10 minutos", dijo un pasajero de apellido Zhang, quien sufrió una herida menor y está recibiendo atención en el Primer Hospital Popular de Yunnan.

 Varios pasajeros fueron arrojados de sus asientos y algunos resultaron heridos por el equipaje que cayó de los compartimentos, eso ocasionó que resultaran con fracturas de hueso, laceraciones en el cuero cabelludo, lesiones en tejido blando y otras heridas leves, dijeron pasajeros y hospitales donde son atendidos.

Nos alegramos de que el avión aterrizara a salvo. Nos sentimos afortunados de que el avión no se estrellara", dijo un pasajero herido de apellido Shang

BALTIMORE (AP) — Afectado por un tirón en el músculo oblicuo derecho, Chris Davis no se siente cómodo ni siquiera cuando se acuesta o permanece sentado en una silla. Así, no será sino hasta después del Juego de Estrellas que el primera base de los Orioles de Baltimore pueda blandir un bate otra vez en un juego.
“Creo que un plazo de tres semanas sería realmente ambicioso”, comentó el sábado el manager Buck Showalter. “Yo quisiera que no fuera así”.

Davis ingresó el martes a la lista de los lesionados por 10 días. En este momento, el productivo jonronero de Baltimore no está en condiciones de apresurar su regreso.

“Por ahora, todo es cuestión de cómo me siento en una semana o en 10 días”, dijo Davis. “Básicamente hay que tratar de que se vayan el dolor, la inflamación y la incomodidad”.

Sentarse en la cueva resulta doloroso para Davis, y no sólo porque no puede ayudar a que los Orioles rompan una mala racha que los ha hundido en el último puesto de la División Este de la Liga Americana.
“Es bastante incómodo, sentarme y acostarme, tratar de encontrar un lugar en que me sienta cómodo”, explicó. “Me siento en cierta posición por un rato, luego me canso y me muevo”.

En 2014, Davis se vio aquejado por un tirón el oblicuo izquierdo. Pese al dolor, trató de seguir jugando antes de ingresar a la lista de incapacitados. Pero la temeridad resultó un error.

Esta vez, trata de tomarse el asunto con calma, pese a que considera que la nueva lesión no es tan grave.
“No es algo que uno quiera apresurar, porque si recaes, empeoras las cosas”, señaló.

Davis encabezó las Grandes Ligas con 53 vuelacercas en 2013. Al año siguiente logró sólo 26 en 127 duelos, y en 2015 se recuperó con 47. En 2016, su total fue de 38 palos de cuatro esquinas.

En esta campaña, lidera a los Orioles con 14 cuadrangulares, pero se ha ponchado 95 veces en 217 turnos oficiales al bate.